Aprendizaje, lectura y autonomía

La lectura es la principal herramienta del aprendizaje reglado y formal. Si logramos, de forma autónoma, comprender los textos con los contenidos de las diferentes materias, se nos abrirá un horizonte de aprendizaje sin límites.

Un día los alumnos censuraron a su profesor:

-Nos cuentas historias y nos das lecciones, pero no nos dices cómo entenderlas.

-¿Qué diríais vosotros, respondió el profesor, si alguien que viene a venderos fruta, después de enseñarla, se la comiera, dejándoos sólo la cáscara?

Proverbio chino

domingo, 31 de julio de 2011

Aprender matemáticas leyendo y resolviendo problemas

Dirigimos estos textos tanto a los profesores como a los alumnos, pero el  contenido de éste que nos ocupa está más dirigido a los profesores, pues la incidencia estriba más en la presentación de la materia que en las habilidades que debe desplegar el alumno en la lectura de los textos matemáticos; aunque, también, nos detenemos en esta contingencia.
Por otra parte la enseñanza, aprendizaje y evaluación de las matemáticas ha sido, tradicionalmente, un campo difícil y ha desarrollado en algunos alumnos un sentimiento de incapacidad y desmotivación.
Aprender matemáticas es una tarea que requiere ciertas capacidades y habilidades que, muchas veces, son indispensables. Quizás, lo más determinante pueda ser poseer habilidades procedimentales y un alto grado de comprensión del lenguaje matemático y de los principios inherentes en las resoluciones de los problemas planteados, sin olvidarnos –como ha sucedido tradicionalmente- de interpretar los datos.